Follow by Email

jueves, 12 de octubre de 2017

Bendito Otoño...

Las hojas caen lentamente
y se mecen con la mano suave del viento
que las lleva a su destino
como si de reliquias santas se trataran.

  Los árboles cambian
  y su belleza se transforma
  dejando ver su interior
  esculpido por los años.

Las flores se ocultan
y los suspiros suenan más fuerte,
la melancolía invade el atardecer
con un sol que crece en el horizonte.

   Los tonos naranjas y ocres
   se adueñan de los demás matices
   siendo amos y señores
   de un mundo de dos colores
   que encierra algunos deslices.

Las guitarras tocan baladas,
las voces cantan una trova
y los recuerdos se vuelven vivos
haciéndose presentes al atardecer.

     La vida se vuelve adormilada
     como si la siesta del mundo comenzara,
     sus parpados caen lentamente... lentamente
     hasta exhalar un suspiro tenue y vibrante.

Anochece ya,
y mi rumbo es incierto,
el viento sopla
y de nuevo, tu aroma me alcanza.

                             Bendito otoño
                                    que huele a ti....

                                                                                        FABO

No hay comentarios.: