Follow by Email

martes, 4 de agosto de 2015

Buscándola...

Me dedique a buscarla en cualquier parte,
entre las nubes que se arremolinan
creando figuras de sueños,
por eso pensé encontrarla ahí.

     La busque en mis pasos perdidos,
     en los consejos no seguidos,
     en los caminos por recorrer
      y en los años venideros.

         No pude encontrarla,
         y eso que busqué con atención
         en el vuelo de la aves
        y en el murmullo silencioso
        de los bosques tras la lluvia.

   La busqué en las noches estrelladas
   y en la más cerrada penumbra,
   me pareció verla tras la luz de una vela,
   pero sólo era la ilusión de su silueta
   que baila como el candor del fuego.

         La busqué entre lineas de poesías,
         en las letras de canciones,
         escondida en las notas de un piano
         y en las pinceladas de los cuadros antiguos.

   Por más que intenté
   no la encontré en la sonrisa de los niños
   ni en la mirada profunda de los ancianos.

       Sin más volví a casa,
       busqué su retrato y al verlo
       tampoco la encontré por completo.
     
Miré mi reflejo solitario
y por un instante, un sólo segundo,
alcance a verla en mi mirada,
estoy seguro que era su recuerdo queriendo salir,
pero no quise que se fuera,
pues por ese simple momento
pude volver a verla,
y por hoy,
eso me basta.

                                                                                                     FABO
     

No hay comentarios.: