Follow by Email

martes, 14 de abril de 2015

Por un segundo de diferencia....

A veces sin darme cuenta
tropiezo con tu recuerdo por las calles
y le ofrezco mis más sinceras disculpas.

     Le ayudo a levantar esas memorias 
     que cayeron por los suelos,
     y nos miramos fijamente
     reconociéndonos de antaño.

          Por un instante nos quedamos inmóviles
          analizándonos, 
          tratando de recordar de dónde nos conocemos,
          con una sonrisa hipócritamente educada.

  Nos damos una palmada en el hombro
  sin importar lo sucedido,
  cada quien toma su camino
  andando como si nada.

      Pero llega la intriga y volteo,
      viendo tu recuerdo alejarse por la vida,
      entonces prosigo con la mía.

           Pero llega la intriga y voltea,
           observándome alejarme de su influencia,
           entonces prosigue hacia su olvido.

  Como es costumbre 
  no concordamos,
  siempre estuvimos desfasados
  por un segundo de diferencia.
 
                                                                                                            FABO