Follow by Email

jueves, 15 de mayo de 2014

Vacante...

Ya retumba el eco de mis pasos
por la sala vacía de tu recuerdo
donde ya no queda nada,
ni siquiera yo mismo.

      Ya las paredes blancas
      se muestran desnudas de retratos
      donde las obras maestras de tu mirada
      sólo dejaron las huellas de los marcos.

           Ya el piano se ha ido,
            del violín sólo el estuche queda,
            la tinta y el papel siguen en su lugar
            porque esos siempre fueron míos.

     Ya sale por la puerta
     cargado entre dos fuertes razones
     el último y más pesado de tus recuerdos,
     ese que me costó tanto trabajo despedir.

          Ahora sí todo queda vacío
          y coloco el letrero de "Vacante"
          por si alguien en algún lado
          considera mudarse para siempre.

                                                                                                  FABO