Follow by Email

miércoles, 9 de octubre de 2013

Bésame...

Ven y no digas nada,
pero hablemos claro y fuerte
que yo te escucho mejor
cuando me hablas a besos.

    A besos te entiendo siempre
    porque lo dices todo
    sin alzar la voz.

              No hace falta que digas nada
              ni siquiera que abras los ojos
              pues donde dos se besan
              ni una duda cabe.

 Dame un beso claro,
 de los que tu das los domingos
 y entre semana,
 de los que se sienten de verdad y con ganas.

           En un beso yo te conozco,
           y trato de que me conozcas,
           porque no le hablo a tus oídos
           sino que platico con tu boca.

      En un beso tú y yo somos,
      existimos,
      o por lo menos soñamos
      que lo hacemos.

                  Yo te beso porque quiero,
                   porque el mundo me deja,
                   porque Dios está de buenas,
                   porque tú eres todo siempre.

    En un beso te diré lo que no sé,
    te explicare lo que no entiendo,
    te daré lo que no necesitas
    y de ti, me quedare con todo.

                                                                       FABO